fbpx
loader image
Qid_Arte Fisioterapia

Qid_Arte Fisioterapia

Agacharse utilizando las piernas y con la espalda recta es… ¡Horrible!

i285415639382598462. rsw480h360 szw480h360

Algunos principios ergonómicos y de higiene postural se vienen divulgando en nuestra sociedad aceptados como principios incuestionables, dotados de validez,  sin que sepamos realmente de donde provienen, y quien se dedica a analizarlos en relación con los últimos avances y conocimientos.

Siempre nos han dicho que agacharse con la espalda recta parece ser un factor de protección frente a determinados problemas de salud.

Sin cuestionar la importancia del estudio de la higiene postural como forma de prevención de distintos problemas relacionados con el aparato locomotor, si me gustaría inspirar un espíritu crítico dentro de los profesionales a la hora de hacer determinadas recomendaciones.

El siguiente es un ejemplo de los muchos que podríamos reflejar aquí y que fomentarían un debate interesante entre los distintos profesionales, en donde lamentablemente los profesionales de la actividad física no están invitados, siendo profesionales claves en la esencia del mismo.

Alguien importante debió decir alguna vez que para levantar un objeto del suelo hay que hacerlo doblando las piernas y manteniendo la espalda lo mas recta posible, y eso se ha transmitido y divulgado como un dogma, hasta el punto de hacer sentir culpables a muchas personas que sufren dolores en su espalda de no hacerlo habitualmente de manera correcta.

Habitualemente me encuentro gente en la consulta que padecen regularmente dolores de espalda y que tratan infructuosamente de seguir dicha recomendación que curiosamente nunca acaba con su dolencia.

¿Alguien lo ha intentado hacer así alguna vez?. Para los mas osados que lo hayáis intentado, habréis descubierto que, a pesar de vuestro intento de hacer las cosas correctamente, resulta bastante mas incómodo que hacerlo doblando la espalda, independientemente de la falta de visión que produce tener que coger algo del suelo y tener que mirar al frente.

El mensaje resulta evidente, «no conviene doblar la espalda para hacer esfuerzos, a riesgo de sufrir una infinidad de problemas».

En este punto, invito a todo el mundo a contemplar un partido de hockey hierba, o de rugby, y a volver a hacerse esa misma pregunta: ¿No se pueden hacer esfuerzos con la espalda doblada?

El cuerpo humano está especialmente diseñado para el movimiento, y los profesionales  sabemos que, precisamente, la inmensa mayoría de los problemas se derivan precisamente de la falta del mismo.

Por tanto, desde aquí me gustaría lanzar mi propia recomendación ergonómica y de higiene posturas al respecto: «Doblad la espalda 50 veces al día, todos los días, y fortalecedla, de esa forma el día que tengáis que agacharos a por algo no tendréis problema. Vuestra espalda necesita que la mováis porque está diseñada para eso, cuanto menos lo hagáis mas fácilmente surgirán los problemas”.

Eso sí, apoyaros en la opinión de un buen profesional del movimiento para saber como debéis hacerlo en vuestro caso particular para que resulte seguro, fisioterapeutas y especialistas de la actividad física trabajando en equipo darán una respuesta eficaz a vuestro problema.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Continuar navegando implica la aceptación de las mismas. + info