loader image
Af Fisioterapia Alicante

Af Fisioterapia Alicante

Hernia discal

Hernia-discal

Las hernias discales cervicales y lumbares son afecciones que pueden causar un dolor intenso y afectar significativamente la calidad de vida de quienes las padecen. En este artículo, exploraremos qué es una hernia discal, los tipos que existen, los síntomas que debes tener en cuenta, algunas estadísticas relevantes, el proceso de diagnóstico, las opciones de tratamiento, incluida la fisioterapia de calidad, y cuándo es necesario recurrir a la cirugía. ¡Sigue leyendo para obtener información esencial sobre este problema de salud común!

¿Qué es una Hernia Discal?

Una hernia discal es una afección de la columna vertebral que ocurre cuando el núcleo gelatinoso del disco intervertebral se desplaza fuera de su posición normal y ejerce presión sobre los nervios espinales. Estos discos actúan como amortiguadores entre las vértebras de la columna vertebral y proporcionan flexibilidad y movilidad.

Tipos de Hernias Discales

Existen dos tipos principales de hernias discales:

  1. Hernia Discal Cervical: Se produce en la región del cuello y suele causar síntomas en los brazos, manos y cuello.

  2. Hernia Discal Lumbar: Ocurre en la parte baja de la espalda y generalmente causa síntomas en las piernas y la zona lumbar.

Ambos tipos de hernias discales pueden ser dolorosos y debilitantes.

Síntomas de una Hernia Discal

Los síntomas de una hernia discal pueden variar según la ubicación y la gravedad de la afección, pero algunos síntomas comunes incluyen:

  • Dolor agudo o crónico en la zona afectada (cuello o espalda).
  • Dolor que se irradia a los brazos o las piernas.
  • Entumecimiento o debilidad en los músculos de las extremidades.
  • Hormigueo o sensación de ardor en las extremidades.
  • Dificultad para mover el cuello o la espalda.
  • Pérdida de control de la vejiga o el intestino (en casos graves y poco comunes).

Estadísticas sobre Hernias Discales

Las hernias discales son una afección más común de lo que se podría pensar. Algunas estadísticas relevantes incluyen:

  • Se estima que alrededor del 1-3% de la población mundial tiene una hernia discal en la columna lumbar.
  • La mayoría de las personas que experimentan hernias discales tienen entre 30 y 50 años de edad.
  • Los hombres tienen más probabilidades de desarrollar hernias discales que las mujeres.

Diagnóstico de Hernias Discales

Si experimentas síntomas de hernia discal, es fundamental buscar atención profesional. El proceso de diagnóstico generalmente incluye:

  1. Historia Clínica: El profesional recopilará información sobre tus síntomas, actividades diarias y antecedentes médicos.

  2. Examen Físico: Se realizará un examen físico para evaluar la fuerza muscular, los reflejos y la sensibilidad en las extremidades afectadas.

  3. Pruebas de Imagen: Las pruebas de imagen, como la resonancia magnética (RM) o la tomografía computarizada (TC), pueden confirmar la presencia de una hernia discal y su ubicación.

Tratamiento con Fisioterapia de Calidad

La fisioterapia es una opción de tratamiento muy efectiva y no invasiva para las hernias discales. Los fisioterapeutas especializados pueden desarrollar un plan de tratamiento personalizado que debe incluir:

  • Ejercicios de Fortalecimiento especifico: Se enfocan en fortalecer los músculos que rodean la columna vertebral para proporcionar estabilidad y aliviar la presión sobre el disco herniado.

  • Terapia Manual: Los fisioterapeutas utilizamos técnicas de movilización y manipulación para aliviar el dolor y mejorar la movilidad.

  • Educación del Paciente: Aprender técnicas de manejo del dolor y ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para realizar en el domicilio pueden ayudar a prevenir futuras lesiones y mejorar la calidad de vida.

    Los estudios mas actuales revelan que el tratamiento conservador aplicado por profesionales competentes tiene el mismo porcentaje de eficacia que la intervención quirúrgica en la mayoría de las lesiones discales.

    La fisioterapia con aparatos no ha demostrado eficacia a corto ni a medio plazo, por tanto, se hace imprescindible el enfoque basado en la corrección de los desequilibrios funcionales que han conducido a la aparición de la lesión.

¿Cuándo es Necesario el Tratamiento Quirúrgico?

Si bien la mayoría de las hernias discales pueden tratarse con fisioterapia y otros enfoques conservadores, en algunos casos puede ser necesario un tratamiento quirúrgico. Algunos factores que pueden indicar la necesidad de cirugía incluyen:

  • Síntomas graves o discapacidad significativa que afecta la calidad de vida.
  • Falta de mejoría con tratamientos conservadores después de varios meses.
  • Compresión de la médula espinal o nervios que amenaza la función neurológica.

La cirugía puede implicar la eliminación del disco herniado o la fusión de las vértebras para estabilizar la columna vertebral.

En conclusión, las hernias discales cervicales y lumbares pueden ser una fuente importante de dolor y malestar. Sin embargo, con el diagnóstico adecuado y un enfoque de tratamiento adecuado que puede incluir fisioterapia de calidad, muchas personas pueden encontrar alivio y mejorar su calidad de vida sin necesidad de cirugía. Si experimentas síntomas de hernia discal, no dudes en buscar atención profesional y discutir tus opciones de tratamiento con un profesional de la salud. ¡Tu bienestar está en tus manos!

Call Now Button